AGROLAB

Nuestra ecohuerta experimental: «LA GÜERTA AR MUNDO», es un refugio de biodiversidad en pleno corazón de la Huerta de Murcia.

photo5931590083817878049
photo5809818775904696195-1
photo5870841190209926227
güerta-ar-mundo-finales-marzo4
Curso-formacion-agroecologica-Sembrar-futuro-1
Curso-de-formación-agroecológica-21
Curso-de-formación-agroecológica-20
CIMG5431
photo5931590083817878048
CIMG5416
CIMG5342
1o-fase-curso-formacion-Güerta-ar-Mundo-16
photo5931590083817878050
previous arrow
next arrow
photo5931590083817878049
photo5809818775904696195-1
photo5870841190209926227
güerta-ar-mundo-finales-marzo4
Curso-formacion-agroecologica-Sembrar-futuro-1
Curso-de-formación-agroecológica-21
Curso-de-formación-agroecológica-20
CIMG5431
photo5931590083817878048
CIMG5416
CIMG5342
1o-fase-curso-formacion-Güerta-ar-Mundo-16
photo5931590083817878050
previous arrow
next arrow

     Es una parcela de  4.400 m² situada en la Orilla del Azarbe (Santomera, Murcia). En febrero de 2011 conseguimos la cesión de esta tierra y nos encontramos con una parcela semi-abandonada, la tierra esquilmada y con poca vida en su interior. La bautizamos «LA GÜERTA AR MUNDO» porque queríamos darle la vuelta a la situación y convertirla en un lugar verde y agradable, lleno de biodiversidad y oportunidades…¡¡y desde el que viajar!

      Gracias a los fondos recibidos en un proyecto aprobado como iniciativa juvenil del programa Juventud en Acción (actual Erasmus+) más el esfuerzo y los ahorros propios, conseguimos comprar las herramientas, abonos, semillas y árboles necesarios para hacer renacer ese rincón de la Huerta y convertirlo en un refugio bioclimático para la flora y la fauna.

Fuimos avanzando para contribuir a mejorar nuestra madre tierra, para alejarla de pesticidas, transgénicos y agrocriminales que ven en la tierra únicamente un medio para enriquecerse y no una madre a la que amar.

        Desde entonces hemos ido cultivando la tierra de forma cooperativa, usando especies autóctonas y abonos de origen orgánico. Actualmente se ha convertido en un centro de experimentación, con 247 árboles de variedades autóctonas, así como gran variedad de plantas aromáticas y cultivo de hortalizas para autoconsumo. Es también un punto de encuentro intergeneracional donde aprendemos entre jóvenes y mayores sobre cómo disfrutar y cuidar la tierra.